Se presenta oficialmente la REDCAU y CLAVNA es una de sus integrantes

La Red Española de Clústeres Audiovisuales, REDCAU, es una nueva institución que buscará aglutinar los esfuerzos y voluntades de los distintos clústeres del país, entre sus integrantes el Clúster Audiovisual de Navarra, CLAVNA, convirtiéndose en un intermediario constante entre las administraciones y la industria.

La Filmoteca Española con sede en el Cine Doré ha acogido esta semana la presentación de esta recién nacida entidad que promete ser protagonista del sector audiovisual en España en los próximos tiempos: la REDCAU. Una asociación que integra inicialmente al Clúster Audiovisual Galego, Eiken Clúster, Clúster Audiovisual de Catalunya, Clúster Audiovisual de Canarias y Clúster Audiovisual de Navarra, pero que está abierto a incluir en los próximos meses a otras oficinas de promoción audiovisual en su seno.

En el acto han estado presentes la nueva Presidenta de la organización, Rosa García LoireBeatriz Navas, Directora General del ICAA y Adriana Moscoso, Directora General de Industrias Culturales; así como los nuevos miembros del organigrama de REDCAU, representantes de la Spain Film Commission y de otras entidades de promoción del sector en España.

Para Adriana Moscoso, esta entidad nace en un momento inmejorable pues “el valor del sector cultural se ha puesto en valor durante la pandemia. Es momento de invertir la atomización característica de nuestro sector audiovisual, permitiendo que sus subsectores tengan una mejor interacción entre si y con el resto de sectores protagonistas de la economía”, ha indicado.

Además ha añadido que uno de los principales puntos a favor de REDCAU es que permitirá “identificar y atender a las empresas que hacen más competitivo el sector y ayudar a su potenciación”. Una línea de actuación que, en sus palabras, estará sustentada por el anunciado Plan de Recuperación del Gobierno.

Por su parte, Beatriz Navas ha incidido en la idea de que España necesita un sector audiovisual más unido. “Si los datos económicos en un sector hasta ahora disperso ya eran buenos, las perspectivas son inmejorables si conseguimos darle cohesión y modernizarlo a través de las nuevas tecnologías. Esto será posible gracias a que el Gobierno, por primera vez, ha establecido un gran plan en el ámbito interministerial para potenciar no solo los sectores audiovisuales como el cine o las series, también los videojuegos, herramientas digitales…”, ha proseguido.

En opinión de la Directora General del ICAA, la industria audiovisual se enfrentará en los próximos años a tres grandes retos que deben ser afrontados en común. Primero, “sistematizar el conocimiento del sector” para que los agentes detecten entre ellos habilidades y fortalezas que permitan afrontar los nuevos desafíos que vienen por delante. Segundo, “abordar el impacto de la revolución tecnológica” que tiene lugar, aplicando los distintos avances en favor de la industria. Y tercero, “desarrollar líneas efectivas de apoyo a las fases de producción y desarrollo de proyectos”, permitiendo dar un impulso a la creatividad en la primera línea de fuego.

Rosa García ha aprovechado su intervención para puntualizar que la REDCAU, más allá de una asociación, es una actividad estratégica que pretende convertirse rápidamente en un agente relevante para la promoción cultural a través de la unión de los distintos sectores. “Ante todo, queremos ser un interlocutor válido para todas las instituciones”.

“Tenemos claro que el audiovisual está cambiando debido a la globalización de la producción y en el consumo, porque la transformación tecnológica ha abierto numerosas pantallas. La industria es muy compleja porque está compuesta por muchos subsegmentos, nosotros queremos cohesionarlos para aportar estabilidad al ecosistema”, ha concluido.

Entre los desafíos a afrontar por parte de esta nueva entidad, se han señalado como ejemplos la distribución de recursos industriales y económicos a través del territorio, estimular la colaboración público privada a través de la vertebración de cauces de comunicación intersectorial, la transformación digital efectiva o la articulación de nuevos instrumentos de financiación que estimulen la producción de contenidos de calidad. En definitiva, aquellas acciones que puedan contribuir al que es el gran objetivo actual de la industria: convertir a España en el gran Hub audiovisual a nivel europeo.