Las protagonistas del documental navarro El vuelo de las libélulas, de Iñaki Alforja, Premio SuperA de Iberdrola

Las componentes del grupo navarro de natación artística ‘Mariburruntzis’ (Libélulas en euskera), protagonistas del largometraje documental El vuelo de las libélulas de Iñaki Alforja, son las ganadoras de la II edición de los Premios Iberdrola SuperA, convocatoria con la que se pretende reconocer y dar visibilidad a los mejores proyectos puestos en marcha en España en favor de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer a través de la práctica deportiva.

Las libélulas se hacen así con un premio de 50.000 euros en la categoría ‘Social’, con la que se busca el reconocimiento y apoyo de aquella actividad, proyecto o programa que promueva la integración social de las mujeres a través del deporte. La entrega de premios tuvo lugar ayer en la sede de Iberdrola en Madrid.

Tras una primera selección entre centenares de proyectos a cargo de una Comisión Técnica designada por Iberdrola, se eligieron solo dos proyectos finalistas y la decisión final la ha tomado el Jurado de Honor, compuesto por prestigiosas personalidades del deporte español: Conchita Martínez, Vicente del Bosque, Javier Fernández, Sandra Sánchez,  Teresa Perales, Talant Dujshebaev, Carolina Marín, Jesús Carballo, Silvia Navarro., Manu Carreño, Amanda Sampedro, Paloma del Río, Marta Arce, Ona Carbonell.

La propuesta presentada por Mariburruntzis se denomina NUNCA ES TARDE / LIBÉLULAS y propone un proyecto de comunicación positiva que, como explican estas mujeres, «busca fomentar la diversidad y la inclusión para avanzar como sociedad y en este sentido, la edad es un factor importante en el largo camino hacia la igualdad entre hombres y mujeres. Diez mujeres con edades comprendidas entre los 40 y los 60 años que llegan a un Campeonato Mundial Máster demuestran que la inclusión y la diversidad en el deporte son posibles, y que en la sociedad son necesarias».

Además del documental de Iñaki Alforja, este proyecto abarca una exposición fotográfica y un taller inclusivo de “Bañador multicultural” aplicado a la natación sincronizada para que migrantes de diferentes culturas aporten sus señas folclóricas de identidad. De esta forma, se promocionará la Natación Artística como un deporte fuente de salud y bienestar, adaptable y accesible a todas las edades, y a todos los géneros.